A partir de qué edad se puede diagnosticar la tartamudez en los niños

La tartamudez es un trastorno del habla que afecta la fluidez y la coordinación de los movimientos necesarios para hablar. Es común en los niños y puede variar en su gravedad y duración. Muchos padres se preguntan a partir de qué edad se puede diagnosticar la tartamudez en los niños y cuándo es necesario buscar ayuda profesional.

Edad de aparición de la tartamudez

La tartamudez puede aparecer en diferentes etapas del desarrollo del niño. Algunos niños comienzan a tartamudear entre los 2 y 5 años de edad, mientras que otros pueden desarrollar el trastorno más tarde. Es importante tener en cuenta que la tartamudez puede ser temporal en algunos casos y desaparecer por sí sola a medida que el niño crece.

Entre 2 y 5 años

La mayoría de los casos de tartamudez en los niños se presentan entre los 2 y 5 años de edad. Durante este período, los niños están aprendiendo a hablar y pueden experimentar dificultades para coordinar los músculos necesarios para producir el habla de manera fluida. Es común que los niños tartamudeen al principio de las frases o al intentar pronunciar palabras más largas.

Es importante destacar que la tartamudez en esta etapa temprana del desarrollo del lenguaje es considerada normal y no requiere necesariamente intervención profesional. Muchos niños superan la tartamudez por sí solos a medida que adquieren más habilidades lingüísticas y su capacidad de coordinación mejora.

18-24 meses de edad

Algunos niños pueden mostrar los primeros signos de tartamudez alrededor de los 18-24 meses de edad. Estos signos pueden incluir repeticiones de sonidos o palabras, prolongaciones de sonidos o bloqueos en el habla. Es importante observar si estos signos persisten o empeoran con el tiempo, ya que esto puede indicar la presencia de un trastorno de la tartamudez.

Te interesa  ¿Cuándo cambian color ojos bebes? Aprende cuándo se define

Si los signos de tartamudez persisten más allá de los 2 años de edad o si el niño muestra un aumento en la frecuencia o gravedad de la tartamudez, es recomendable buscar la opinión de un profesional de la salud, como un médico o un logopeda.

Consulta con un profesional

Si el niño tiene 5 años y sigue tartamudeando, es recomendable consultar a un médico o logopeda. A esta edad, los niños ya deberían haber adquirido habilidades lingüísticas más avanzadas y la tartamudez persistente puede indicar la presencia de un trastorno del habla que requiere intervención profesional.

Un médico o logopeda especializado en trastornos del habla y el lenguaje puede evaluar al niño y determinar si la tartamudez es un problema temporal o si requiere tratamiento. El profesional también puede proporcionar estrategias y técnicas para ayudar al niño a mejorar su fluidez y comunicación.

Recomendaciones a los 5 años

Además de buscar ayuda profesional, hay algunas recomendaciones que los padres pueden seguir si su hijo de 5 años tartamudea:

  • Mantener la calma y evitar mostrar frustración o impaciencia.
  • Hablar de manera pausada y tranquila, modelando una buena fluidez del habla.
  • Evitar interrumpir o terminar las frases del niño.
  • Proporcionar un ambiente relajado y sin presiones para hablar.
  • Estimular la comunicación a través de juegos y actividades divertidas.

La tartamudez puede aparecer en diferentes etapas del desarrollo del niño, pero es más común entre los 2 y 5 años de edad. Si el niño tiene 5 años y sigue tartamudeando, es recomendable buscar la opinión de un profesional de la salud. Un diagnóstico temprano y una intervención adecuada pueden ayudar al niño a superar la tartamudez y desarrollar habilidades de comunicación más fluidas.

Te interesa  Cómo puede la familia apoyar la rehabilitación del habla

Posts Relacionados:

Deja un comentario