Como delinear ojos con pliegues: trucos para párpados caídos

Los ojos con pliegues o párpados caídos pueden presentar un desafío a la hora de aplicar el delineado. Sin embargo, con los trucos adecuados, es posible lograr un delineado perfecto que realce la mirada y disimule el efecto de los pliegues. En este artículo, te mostraremos algunos trucos y técnicas para delinear ojos con pliegues y obtener un resultado impecable.

Trucos para delinear ojos con pliegues

Delineado fino para ganar más superficie del párpado móvil

Uno de los trucos más efectivos para delinear ojos con pliegues es utilizar un delineado fino. Esto se debe a que un delineado grueso puede ocupar por completo el espacio del párpado móvil, haciendo que los pliegues sean más evidentes. Al utilizar un delineado fino, se logra ganar más superficie del párpado móvil, lo que ayuda a disimular los pliegues y a crear una apariencia más abierta y despierta.

Delineado ceñido a las pestañas para definir la mirada

Otro truco importante para delinear ojos con pliegues es ceñir el delineado a las pestañas. Esto significa aplicar el delineador lo más cerca posible de la línea de las pestañas, sin ocupar por completo el espacio del párpado móvil. Al hacer esto, se logra definir la mirada sin resaltar los pliegues. Además, este tipo de delineado ayuda a crear la ilusión de pestañas más densas y voluminosas.

Inclinación del rabillo ligeramente hacia arriba

Al delinear ojos con pliegues, es importante tener en cuenta la inclinación del rabillo. En lugar de levantar el rabillo hacia la ceja, lo ideal es inclinarlo ligeramente hacia arriba. Esto ayuda a contrarrestar el efecto de los pliegues y a crear una apariencia más levantada y juvenil. Al inclinar el rabillo hacia arriba, se logra abrir la mirada y darle un aspecto más fresco y despierto.

Te interesa  Como pintar la raya de abajo del ojo: técnicas y consejos

Consejos para un delineado perfecto

Definir el grosor máximo del rabillo con el ojo abierto

Para lograr un delineado perfecto en ojos con pliegues, es importante definir el grosor máximo del rabillo con el ojo abierto. Esto se debe a que los pliegues pueden hacer que el delineado se vea diferente cuando el ojo está cerrado. Al definir el grosor máximo con el ojo abierto, se garantiza que el delineado se vea por completo y que se ajuste correctamente a la forma del ojo.

Completar el rabillo con el ojo abierto

Además de definir el grosor máximo del rabillo con el ojo abierto, también es importante completar el rabillo con el ojo abierto. Esto se debe a que los pliegues pueden hacer que el rabillo se vea diferente cuando el ojo está cerrado. Al completar el rabillo con el ojo abierto, se tiene un mayor control sobre el trazo y se garantiza que el delineado quede bien en la posición en la que el párpado caído se marca más.

Utilizar la técnica de la punta de flecha para rellenar los saltos

En ocasiones, al delinear ojos con pliegues, pueden quedar algunos saltos en el delineado. Para corregir esto, se puede utilizar la técnica de la punta de flecha. Consiste en rellenar los saltos en el delineado verticalmente, utilizando pequeños trazos en forma de flecha. Esta técnica ayuda a disimular los saltos y a lograr un delineado más uniforme y preciso.

Técnicas adicionales para delinear ojos

Realizar un delineado «tighlining»

Además de los trucos mencionados anteriormente, existe una técnica adicional que puede ser útil para delinear ojos con pliegues. Se trata del delineado «tighlining», que consiste en aplicar el delineador justo bajo la línea de las pestañas superiores, en la raíz de las pestañas. Esta técnica ayuda a definir la mirada y a conseguir un extra de grosor sin invadir el espacio del párpado móvil. Además, el delineado «tighlining» puede ayudar a disimular los pliegues y a crear una apariencia más intensa y dramática.

Te interesa  Diferencias en exámenes de la vista para deportistas

Delinear ojos con pliegues puede ser todo un desafío, pero con los trucos y técnicas adecuadas, es posible lograr un resultado impecable. Utilizando un delineado fino, ceñido a las pestañas y con el rabillo ligeramente inclinado hacia arriba, se puede disimular el efecto de los pliegues y crear una mirada más abierta y definida. Además, siguiendo consejos como definir el grosor máximo del rabillo con el ojo abierto, completar el rabillo con el ojo abierto y utilizar la técnica de la punta de flecha para rellenar los saltos, se puede obtener un delineado perfecto. Y si se desea un extra de grosor y definición, se puede optar por realizar un delineado «tighlining». ¡Prueba estos trucos y técnicas y luce una mirada espectacular!

Deja un comentario