Cómo empieza la degeneración macular: síntomas de la degeneración macular seca

La degeneración macular es una enfermedad ocular que afecta la mácula, la parte central de la retina responsable de la visión central y la nitidez de los detalles. Existen dos tipos principales de degeneración macular: la degeneración macular seca y la degeneración macular húmeda. En este artículo nos enfocaremos en los síntomas de la degeneración macular seca y cómo empieza esta enfermedad.

Síntomas comunes

Visión borrosa

Uno de los síntomas más comunes de la degeneración macular seca es la visión borrosa. Las personas afectadas pueden experimentar dificultad para enfocar objetos cercanos o lejanos, lo que puede dificultar actividades como leer, conducir o reconocer rostros. La visión borrosa puede ser gradual y empeorar con el tiempo.

Dificultad para ver en situaciones de poca luz

Otro síntoma característico de la degeneración macular seca es la dificultad para ver en situaciones de poca luz. Las personas afectadas pueden notar que su visión se vuelve más tenue o que tienen dificultad para adaptarse a cambios repentinos de iluminación. Esto puede hacer que actividades como conducir de noche o ver la televisión en una habitación oscura sean más difíciles.

Pérdida de visión central

La pérdida de visión central es uno de los síntomas más significativos de la degeneración macular seca. Las personas afectadas pueden notar una mancha oscura o borrosa en el centro de su campo de visión, lo que dificulta la realización de tareas que requieren una visión clara y detallada, como leer, escribir o reconocer rostros. Esta pérdida de visión central puede afectar la calidad de vida de las personas y limitar su capacidad para realizar actividades cotidianas.

Te interesa  ¿Cuánto tarda en curarse la neuritis vestibular? Síntomas y tratamiento

Síntomas menos comunes

Dificultad para reconocer caras

En algunos casos, la degeneración macular seca puede causar dificultad para reconocer caras. Las personas afectadas pueden tener problemas para distinguir los rasgos faciales de las personas, lo que puede afectar su capacidad para socializar y comunicarse de manera efectiva. Esta dificultad para reconocer caras puede ser especialmente frustrante y puede llevar a sentimientos de aislamiento y ansiedad social.

Necesidad de más luz al leer o realizar tareas detalladas

Las personas con degeneración macular seca pueden notar que necesitan más luz para leer o realizar tareas detalladas. Esto se debe a que la enfermedad afecta la capacidad de la retina para captar la luz y transmitirla al cerebro de manera eficiente. Como resultado, las personas pueden necesitar iluminación adicional para poder ver con claridad y realizar actividades que requieren una visión detallada.

La degeneración macular seca puede presentar una variedad de síntomas que afectan la visión central y la capacidad de ver con claridad. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante que consultes a un oftalmólogo para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado. La detección temprana y el manejo adecuado de la degeneración macular seca pueden ayudar a preservar la visión y mejorar la calidad de vida.

Deja un comentario