Cómo leer una audiometría tonal: pasos y resultados

Interpretación de una audiometría tonal

La audiometría tonal es una prueba que se realiza para evaluar la capacidad auditiva de una persona. Esta prueba consiste en la emisión de tonos de diferentes frecuencias y la medición de la respuesta del paciente. A través de los resultados de la audiometría tonal, es posible determinar si existe alguna pérdida auditiva y en qué grado.

Obtener el informe de la audiometría

El primer paso para leer una audiometría tonal es obtener el informe de la prueba. Este informe debe ser proporcionado por el profesional de la salud auditiva que realizó la prueba. En el informe, se incluirán los gráficos de los oídos y los resultados de las mediciones.

Identificar los gráficos de los oídos

En el informe de la audiometría tonal, se encontrarán dos gráficos, uno para cada oído. Estos gráficos representan la respuesta del paciente a los tonos emitidos en diferentes frecuencias. Es importante identificar correctamente los gráficos de cada oído para poder interpretar los resultados de manera adecuada.

Observar el umbral de audición en varias frecuencias

En los gráficos de la audiometría tonal, se representan las mediciones del umbral de audición en diferentes frecuencias. El umbral de audición es el nivel mínimo de sonido que una persona puede percibir en cada frecuencia. Observar los valores del umbral de audición en diferentes frecuencias es fundamental para determinar si existe alguna pérdida auditiva y en qué grado.

Elementos clave en la audiometría tonal

Identificar el eje vertical de intensidad del sonido

En los gráficos de la audiometría tonal, el eje vertical representa la intensidad del sonido en decibelios (dB). Los valores más altos en el eje vertical indican un sonido más intenso, mientras que los valores más bajos indican un sonido más suave. Es importante identificar correctamente el eje vertical para poder interpretar los resultados de manera adecuada.

Te interesa  Pruebas de audiometría verbal: diferencias con la audiometría tonal

Identificar el eje horizontal de frecuencia del tono

En los gráficos de la audiometría tonal, el eje horizontal representa la frecuencia del tono en hercios (Hz). La frecuencia del tono se refiere a la cantidad de ciclos que se producen por segundo. Los tonos de baja frecuencia se perciben como graves, mientras que los tonos de alta frecuencia se perciben como agudos. Identificar correctamente el eje horizontal es fundamental para poder interpretar los resultados de manera adecuada.

Resultados de la audiometría tonal

Valores entre 0 dB y 25 dB

En la audiometría tonal, los valores entre 0 dB y 25 dB indican una audición normal. Esto significa que la persona puede percibir los sonidos de manera adecuada en todas las frecuencias evaluadas. No se detecta ninguna pérdida auditiva en este rango de valores.

Valores por encima de 25 dB

Si los valores en la audiometría tonal están por encima de 25 dB, esto indica la presencia de una pérdida auditiva. El grado de pérdida auditiva se determina según la magnitud de los valores. Por ejemplo, valores entre 26 dB y 40 dB indican una pérdida auditiva leve, mientras que valores por encima de 90 dB indican una pérdida auditiva profunda.

Complementar el estudio

Con otras pruebas auditivas

La audiometría tonal es una prueba inicial para evaluar la capacidad auditiva de una persona. Sin embargo, en algunos casos, puede ser necesario complementar el estudio con otras pruebas auditivas. Estas pruebas pueden incluir la impedanciometría, que evalúa la movilidad del tímpano y los huesecillos del oído medio, y la audiometría verbal, que evalúa la capacidad de comprensión del lenguaje.

Te interesa  Beneficios de la comprensión auditiva en adultos mayores

Leer una audiometría tonal requiere de la comprensión de los pasos y resultados de la prueba. Es importante obtener el informe de la audiometría, identificar los gráficos de los oídos, observar el umbral de audición en varias frecuencias, identificar los ejes vertical y horizontal, y comprender los valores de intensidad del sonido. Además, es fundamental interpretar los resultados de manera adecuada y, en caso necesario, complementar el estudio con otras pruebas auditivas.

Deja un comentario