Como ponerse una lentilla de color: pasos correctos

Preparación antes de colocar la lentilla

Antes de comenzar a colocar una lentilla de color, es importante asegurarse de tener las manos limpias. Lávate las manos con agua y jabón para eliminar cualquier bacteria o suciedad que pueda estar presente. Esto ayudará a prevenir cualquier tipo de infección o irritación en los ojos.

Lávate las manos con agua y jabón

El primer paso para ponerse una lentilla de color es lavarse las manos adecuadamente. Esto es esencial para evitar cualquier tipo de contaminación en los ojos. Asegúrate de utilizar agua tibia y jabón suave para limpiar tus manos. Frota tus manos juntas durante al menos 20 segundos, asegurándote de limpiar todas las áreas, incluyendo los dedos y las uñas. Luego, enjuaga tus manos con agua limpia y sécalas con una toalla limpia o papel desechable.

Coloca la lentilla en la punta del dedo índice

Una vez que tus manos estén limpias y secas, es hora de colocar la lentilla de color en la punta del dedo índice. Asegúrate de que la lentilla esté limpia y en buenas condiciones antes de colocarla en tu ojo. Si la lentilla está dañada o sucia, no la uses y busca una nueva.

Para colocar la lentilla en tu dedo índice, sostén la lentilla con el lado cóncavo hacia arriba. Utiliza tu dedo índice para sostener la lentilla en su lugar, asegurándote de que esté centrada y no se mueva.

Estira el párpado superior con la otra mano

Una vez que tengas la lentilla en la punta de tu dedo índice, utiliza la otra mano para estirar suavemente el párpado superior. Esto ayudará a abrir el ojo y facilitará la colocación de la lentilla. Con cuidado, utiliza tus dedos para levantar el párpado superior y mantenerlo en su lugar.

Te interesa  Como blanquear los ojos amarillos: consejos infalibles

Colocación de la lentilla

Una vez que hayas preparado tus manos y tengas la lentilla en la punta de tu dedo índice, es hora de colocarla en tu ojo. Sigue estos pasos para asegurarte de hacerlo correctamente:

Mira hacia arriba y coloca suavemente la lentilla en el ojo

Para colocar la lentilla en tu ojo, mira hacia arriba y coloca suavemente la lentilla en la parte blanca de tu ojo. Asegúrate de que la lentilla esté en el centro del ojo y no se deslice hacia un lado. Si sientes alguna molestia o incomodidad, retira la lentilla y vuelve a intentarlo.

Parpadea suavemente para que la lentilla se coloque correctamente

Una vez que la lentilla esté en su lugar, parpadea suavemente para ayudar a que se coloque correctamente. Esto ayudará a que la lentilla se adhiera a la superficie del ojo y se ajuste correctamente. Si sientes alguna molestia o irritación, retira la lentilla y consulta a un especialista en lentes de contacto.

Repite el proceso con el otro ojo si es necesario

Si deseas colocar una lentilla de color en el otro ojo, repite el proceso anterior con el otro ojo. Asegúrate de lavarte las manos nuevamente antes de colocar la lentilla en el segundo ojo. Sigue los mismos pasos de preparación y colocación para asegurarte de que ambas lentillas estén correctamente colocadas.

Recuerda que es importante seguir las instrucciones del fabricante y consultar a un especialista en lentes de contacto si tienes alguna duda o problema al colocar las lentillas de color. Además, es fundamental mantener una buena higiene y cuidado de las lentillas para evitar cualquier tipo de infección o irritación en los ojos.

Te interesa  ¿Es necesario acudir a un óptico para adquirir unas gafas de sol graduadas?

Deja un comentario