¿Cómo se pega la conjuntivitis? Síntomas y tratamientos

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, la membrana transparente que recubre la parte blanca del ojo y el interior de los párpados. Esta condición puede ser causada por diferentes factores, como infecciones virales, bacterianas o alérgicas. En este artículo, nos enfocaremos en la conjuntivitis viral, que es altamente contagiosa y puede propagarse fácilmente de una persona a otra.

Síntomas de la conjuntivitis

Enrojecimiento y picazón

Uno de los síntomas más comunes de la conjuntivitis es el enrojecimiento de los ojos. Esto se debe a la inflamación de los vasos sanguíneos en la conjuntiva. Además del enrojecimiento, es posible que sientas picazón en los ojos, lo cual puede ser bastante incómodo.

Sensación de cuerpo extraño

Otro síntoma característico de la conjuntivitis es la sensación de tener algo en el ojo, como si hubiera un cuerpo extraño. Esto puede causar molestias y la sensación de querer frotarse los ojos constantemente.

Secreción y lagrimeo

La conjuntivitis viral también puede causar secreción en los ojos, que puede variar en consistencia y color. Puede ser acuosa, mucosa o incluso purulenta. Además, es posible que experimentes un aumento en el lagrimeo, lo cual puede hacer que tus ojos se sientan constantemente húmedos.

Tratamiento de la conjuntivitis viral

No requiere tratamiento antimicrobiano

En la mayoría de los casos, la conjuntivitis viral no requiere un tratamiento antimicrobiano específico. Esto se debe a que los virus que causan esta condición generalmente desaparecen por sí solos en un período de 7 a 10 días. Sin embargo, es importante consultar a un médico para confirmar el diagnóstico y recibir recomendaciones específicas.

Uso de medicamentos antivirales en casos graves

En casos más graves de conjuntivitis viral, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados, se pueden recetar medicamentos antivirales para acelerar la recuperación y reducir la propagación del virus. Estos medicamentos generalmente se administran en forma de gotas o ungüentos oculares.

Te interesa  10 consejos esenciales para cuidar tus ojos en casa

Medidas preventivas

Lavado frecuente de manos

Una de las medidas más importantes para prevenir la propagación de la conjuntivitis viral es lavarse las manos con frecuencia. Esto es especialmente importante después de tocar los ojos o la cara, ya que el virus puede sobrevivir en las manos y propagarse a través del contacto con otras personas o superficies.

Uso de toallas diferentes

Si tienes conjuntivitis viral, es importante usar toallas diferentes para secar tus ojos y cara. Esto ayudará a prevenir la propagación del virus a otras personas que puedan entrar en contacto con las mismas toallas.

Evitar contacto cercano con otras personas durante el periodo de contagio

Para evitar la propagación de la conjuntivitis viral, es recomendable evitar el contacto cercano con otras personas durante el período de contagio. Esto incluye evitar abrazos, besos y compartir objetos personales, como maquillaje o lentes de contacto.

La conjuntivitis viral es altamente contagiosa y puede propagarse fácilmente de una persona a otra. Los síntomas incluyen enrojecimiento, picazón, sensación de cuerpo extraño, secreción y lagrimeo. En la mayoría de los casos, no se requiere un tratamiento antimicrobiano específico, pero en casos más graves se pueden recetar medicamentos antivirales. Para prevenir la propagación de la conjuntivitis viral, es importante lavarse las manos con frecuencia, usar toallas diferentes y evitar el contacto cercano con otras personas durante el período de contagio.

Deja un comentario