Cuáles son las causas más comunes de la disfonía y la afasia

Causas neurológicas

La disfonía y la afasia pueden ser causadas por diversos trastornos neurológicos que afectan el funcionamiento de la laringe y el habla. Algunos de estos trastornos incluyen:

Trastornos neurológicos de la laringe

Existen condiciones específicas que afectan directamente a la laringe y pueden causar disfonía. Un ejemplo de esto es la parálisis de las cuerdas vocales, que puede ser causada por daño en los nervios que controlan los músculos de la laringe. Esto puede ocurrir debido a una lesión, un accidente cerebrovascular o una enfermedad neurológica como la esclerosis múltiple.

Otro trastorno neurológico de la laringe es la distonía laríngea, que se caracteriza por contracciones involuntarias de los músculos de la laringe. Esto puede afectar la calidad y el control de la voz, causando disfonía.

Trastornos neurológicos generales

Además de los trastornos específicos de la laringe, existen condiciones neurológicas más generales que pueden afectar el habla y causar afasia. Estos incluyen enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer y el accidente cerebrovascular. Estas condiciones pueden afectar la capacidad de una persona para producir y comprender el lenguaje, lo que resulta en dificultades para hablar y comunicarse de manera efectiva.

Afasia por lesiones cerebrales

Las lesiones cerebrales, ya sea por traumatismos, tumores o accidentes cerebrovasculares, pueden causar afasia, que es la pérdida o deterioro del lenguaje. Dependiendo de la ubicación y la gravedad de la lesión, la afasia puede manifestarse de diferentes formas, como dificultad para encontrar palabras, comprender el lenguaje o expresarse de manera coherente.

Causas físicas

Además de las causas neurológicas, existen factores físicos que pueden contribuir a la disfonía y la afasia. Algunas de estas causas incluyen:

Te interesa  Quién puede quitar un tapón de cera en los oídos - Guía de extracción

Malformaciones de la laringe

Las malformaciones congénitas de la laringe, como el frenillo sublingual corto o la laringomalacia, pueden afectar la producción de voz y causar disfonía. Estas malformaciones pueden requerir intervención quirúrgica para corregir el problema y restaurar la función vocal.

Papilomas laríngeos provocados por infecciones virales

Los papilomas laríngeos son tumores benignos que se forman en las cuerdas vocales debido a infecciones virales, como el virus del papiloma humano (VPH). Estos tumores pueden afectar la calidad de la voz y causar disfonía. En algunos casos, pueden requerir cirugía para su eliminación.

Tumores

Los tumores en la laringe o en áreas cercanas pueden comprimir las cuerdas vocales y afectar la producción de voz. Estos tumores pueden ser benignos o malignos y pueden requerir tratamiento médico o quirúrgico, dependiendo de su naturaleza y ubicación.

Otros factores desencadenantes

Además de las causas neurológicas y físicas, existen otros factores que pueden desencadenar la disfonía y la afasia. Algunos de estos factores incluyen:

Forzar demasiado la voz

El abuso vocal, como gritar o hablar en exceso, puede causar tensión en las cuerdas vocales y provocar disfonía. Esto es especialmente común en personas que utilizan su voz de manera profesional, como cantantes o profesores. Es importante aprender técnicas adecuadas de respiración y vocalización para evitar dañar las cuerdas vocales.

Hiperfunción vocal no tratada

La hiperfunción vocal es un trastorno en el que los músculos de la laringe se contraen de manera excesiva durante la producción de voz. Esto puede causar tensión en las cuerdas vocales y resultar en disfonía. El tratamiento adecuado, que puede incluir terapia vocal, es fundamental para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de la voz.

Te interesa  Cuándo ir a un foniatra por disfonía

Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico, una condición en la que el ácido del estómago regresa al esófago, puede irritar las cuerdas vocales y causar disfonía. El tratamiento del reflujo, a través de cambios en la dieta y medicamentos, puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de la voz.

Las causas más comunes de la disfonía y la afasia pueden ser neurológicas, físicas u otros factores desencadenantes. Es importante buscar atención médica adecuada si se experimentan síntomas de disfonía o afasia, ya que un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden ayudar a mejorar la calidad de vida y la comunicación.

Deja un comentario