Pruebas para diagnosticar la degeneración macular

La degeneración macular es una enfermedad ocular que afecta la parte central de la retina, conocida como la mácula. Esta condición puede causar una pérdida gradual de la visión central, lo que dificulta la capacidad de ver detalles finos y realizar tareas cotidianas como leer o reconocer rostros. Cuáles son las pruebas o exámenes que se realizan para detectar la degeneración macular? A continuación, te presentamos algunas de las pruebas más comunes utilizadas por los oftalmólogos para diagnosticar esta enfermedad.

Examen de la parte posterior del ojo

El primer paso en el diagnóstico de la degeneración macular es un examen completo de la parte posterior del ojo. Durante este examen, el oftalmólogo utilizará un instrumento llamado oftalmoscopio para examinar la retina y la mácula. Esta prueba permite al médico evaluar cualquier cambio o anormalidad en la estructura de la mácula y determinar si hay signos de degeneración macular.

Prueba para detectar cambios en el centro de la visión

Una de las pruebas más comunes para detectar la degeneración macular es una prueba de visión central. Durante esta prueba, se le pedirá al paciente que mire una cuadrícula o una rejilla de Amsler. Esta cuadrícula tiene líneas rectas que se cruzan en ángulos rectos y un punto de enfoque en el centro. El paciente debe mirar fijamente el punto central y notar si hay alguna distorsión, líneas onduladas o áreas borrosas en la cuadrícula. Estos cambios pueden indicar la presencia de degeneración macular.

Angiografía con fluoresceína

La angiografía con fluoresceína es una prueba que se utiliza para evaluar la circulación sanguínea en la retina y la mácula. Durante esta prueba, se inyecta un tinte especial llamado fluoresceína en una vena del brazo del paciente. A medida que el tinte viaja a través de los vasos sanguíneos de la retina, se toman fotografías con una cámara especial que registra la fluorescencia del tinte. Esta prueba puede revelar la presencia de vasos sanguíneos anormales o fugas en la mácula, que son signos de degeneración macular.

Te interesa  Qué es el Rinne positivo: utilidad diagnóstica de la prueba

Angiografía con verde de indocianina

La angiografía con verde de indocianina es otra prueba que se utiliza para evaluar la circulación sanguínea en la retina y la mácula. Al igual que en la angiografía con fluoresceína, se inyecta un tinte en una vena del brazo del paciente. Sin embargo, en este caso se utiliza un tinte llamado verde de indocianina. Este tinte es especialmente útil para visualizar los vasos sanguíneos más profundos de la retina y detectar cualquier anormalidad en la mácula.

Tomografía de coherencia óptica

La tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés) es una prueba no invasiva que utiliza ondas de luz para crear imágenes detalladas de la retina y la mácula. Durante esta prueba, el paciente se sienta frente a una máquina que emite haces de luz hacia el ojo. Estos haces de luz rebotan en la retina y se recogen en un detector, que luego crea una imagen en 3D de la estructura de la retina. La OCT puede mostrar cualquier engrosamiento o adelgazamiento de la retina, así como la presencia de líquido o tejido anormal en la mácula.

Angiografía por tomografía de coherencia óptica

La angiografía por tomografía de coherencia óptica (OCTA, por sus siglas en inglés) es una variante de la OCT que permite evaluar la circulación sanguínea en la retina y la mácula sin la necesidad de inyectar un tinte en el paciente. Esta prueba utiliza la interferometría de baja coherencia para detectar los cambios en el flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos de la retina. La OCTA puede proporcionar imágenes detalladas de los vasos sanguíneos y revelar cualquier anormalidad en la circulación sanguínea en la mácula.

Te interesa  Cómo se mide la pérdida de visión: Pruebas de agudeza visual

Existen varias pruebas y exámenes que se utilizan para diagnosticar la degeneración macular. Estas pruebas incluyen el examen de la parte posterior del ojo, la prueba de visión central, la angiografía con fluoresceína, la angiografía con verde de indocianina, la tomografía de coherencia óptica y la angiografía por tomografía de coherencia óptica. Si experimentas cambios en tu visión o tienes factores de riesgo para la degeneración macular, es importante que consultes a un oftalmólogo para realizar las pruebas necesarias y recibir un diagnóstico preciso.

Deja un comentario