Cuánto dura el procedimiento de cirugía PRK: todo lo que necesitas saber

¿Qué es la cirugía PRK?

La cirugía PRK, o queratectomía fotorrefractiva, es un procedimiento quirúrgico utilizado para corregir problemas de visión como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Durante la cirugía PRK, se utiliza un láser excimer para remodelar la córnea y mejorar la capacidad del ojo para enfocar correctamente la luz.

Definición de PRK

La sigla PRK significa queratectomía fotorrefractiva. En este procedimiento, se retira la capa más externa de la córnea, llamada epitelio, para exponer la capa subyacente de tejido corneal. Luego, se utiliza un láser excimer para remodelar esta capa y corregir los errores refractivos.

Comparación con LASIK

La cirugía PRK es similar a la cirugía LASIK en términos de objetivo y resultados, pero difiere en el método utilizado. Mientras que en la cirugía LASIK se crea un colgajo en la córnea para acceder al tejido subyacente, en la cirugía PRK se retira completamente el epitelio. Esto hace que la cirugía PRK sea más adecuada para personas con córneas delgadas o con otras condiciones que pueden hacer que el colgajo sea menos seguro.

Preparación para la cirugía PRK

Evaluación ocular

Antes de someterse a la cirugía PRK, es necesario realizar una evaluación ocular completa para determinar si eres un candidato adecuado para el procedimiento. Durante esta evaluación, el oftalmólogo realizará pruebas para medir la forma y el grosor de tu córnea, así como para evaluar tu visión y determinar el grado de corrección necesario.

Consejos preoperatorios

Antes de la cirugía PRK, es importante seguir las instrucciones de tu oftalmólogo para prepararte adecuadamente. Estas instrucciones pueden incluir dejar de usar lentes de contacto durante un período de tiempo específico antes de la cirugía, evitar el uso de maquillaje en los ojos el día de la cirugía y evitar comer o beber durante un período de tiempo antes del procedimiento.

Te interesa  Tipos de cirugías de oído realizadas por un otorrinolaringólogo

El procedimiento de cirugía PRK

Anestesia y comodidad del paciente

La cirugía PRK se realiza bajo anestesia tópica, lo que significa que se aplican gotas anestésicas en los ojos para adormecerlos y minimizar cualquier molestia durante el procedimiento. Además, se puede administrar un medicamento para ayudar a relajarte y mantenerte cómodo durante la cirugía.

Pasos del procedimiento

El procedimiento de cirugía PRK consta de varios pasos. En primer lugar, se retira el epitelio de la córnea utilizando un instrumento especial o un láser de femtosegundo. Luego, se utiliza un láser excimer para remodelar la capa subyacente de la córnea, corrigiendo así los errores refractivos. Una vez que se ha completado la remodelación, se coloca una lente de contacto terapéutica en el ojo para protegerlo y promover la cicatrización.

Recuperación después de la cirugía PRK

Primeros días postoperatorios

Después de la cirugía PRK, es normal experimentar cierta incomodidad y visión borrosa durante los primeros días. Es importante seguir las instrucciones de tu oftalmólogo para el cuidado postoperatorio, que pueden incluir el uso de gotas oculares medicadas, el uso de lentes de sol para proteger tus ojos de la luz brillante y evitar frotar los ojos.

Cuidados a largo plazo

La recuperación completa después de la cirugía PRK puede llevar varias semanas o incluso meses. Durante este tiempo, es importante asistir a todas las citas de seguimiento con tu oftalmólogo para asegurarte de que tu visión se esté corrigiendo adecuadamente y para abordar cualquier problema o inquietud que puedas tener. Además, es importante proteger tus ojos de la exposición excesiva al sol y usar gafas de sol con protección UV cuando estés al aire libre.

Te interesa  Revisión post cirugía refractiva con QMR: 10 preguntas y respuestas

Deja un comentario