En qué consiste un dispositivo de audición o audífono: Tipos y consejos

Funcionamiento de un audífono

Un audífono es un dispositivo electrónico diseñado para ayudar a las personas con pérdida de audición a escuchar mejor. Funciona amplificando los sonidos del entorno y transmitiéndolos al oído del usuario. Esto permite que las personas con dificultades auditivas puedan comunicarse de manera más efectiva y participar en actividades diarias sin limitaciones.

Partes básicas de un audífono

Un audífono consta de tres partes principales: un micrófono, un amplificador y una bocina. El micrófono capta los sonidos del entorno y los convierte en señales eléctricas. Estas señales son enviadas al amplificador, que aumenta la intensidad de las señales. Finalmente, las señales amplificadas son transmitidas a través de la bocina y llegan al oído del usuario.

Beneficios de los audífonos

Los audífonos ofrecen una serie de beneficios para las personas con pérdida de audición. Algunos de estos beneficios incluyen:

  • Mejora de la audición en ambientes silenciosos.
  • Reducción de la dificultad para escuchar y entender el habla.
  • Mayor participación en conversaciones y actividades sociales.
  • Mejora de la calidad de vida en general.

Tipos de audífonos

Existen diferentes tipos de audífonos disponibles en el mercado, cada uno con características y diseños específicos. Los tres tipos básicos de audífonos son:

Tipos de audífonos

Audífonos retroauriculares

Los audífonos retroauriculares son los más comunes y se colocan detrás de la oreja. Estos dispositivos son adecuados para personas con diferentes grados de pérdida de audición y ofrecen una amplificación potente. El micrófono y el amplificador se encuentran en una carcasa detrás de la oreja, mientras que la bocina se coloca dentro del canal auditivo.

Audífonos intrauriculares

Los audífonos intrauriculares son más pequeños y se colocan dentro del canal auditivo. Estos dispositivos son menos visibles y ofrecen una mayor discreción. Son adecuados para personas con pérdida de audición leve a moderada. Los audífonos intrauriculares pueden ser personalizados para adaptarse al tamaño y forma del canal auditivo de cada individuo.

Te interesa  6 consejos para mantener una buena higiene auditiva con audífonos

Audífonos de canal auditivo

Los audífonos de canal auditivo son los más pequeños y se colocan completamente dentro del canal auditivo. Son prácticamente invisibles y ofrecen una mayor comodidad. Estos dispositivos son adecuados para personas con pérdida de audición leve a moderada. Los audífonos de canal auditivo también pueden ser personalizados para adaptarse al tamaño y forma del canal auditivo.

Consideraciones antes de adquirir audífonos

Diferencias entre audífonos análogos y digitales

Existen dos tipos principales de audífonos: análogos y digitales. Los audífonos análogos amplifican todos los sonidos de manera uniforme, mientras que los audífonos digitales procesan y ajustan los sonidos de acuerdo con las necesidades auditivas individuales. Los audífonos digitales ofrecen una mayor calidad de sonido y una mayor capacidad de ajuste.

Selección del modelo adecuado

La elección del modelo adecuado de audífono depende del tipo y la severidad de la pérdida de audición. Es importante consultar a un especialista en audición para realizar una evaluación y recibir recomendaciones personalizadas. El especialista puede ayudar a determinar el tipo de audífono más adecuado y realizar ajustes para garantizar un mejor rendimiento.

Aspectos a considerar antes de la compra

Antes de adquirir audífonos, es importante tener en cuenta algunos aspectos importantes. Estos incluyen:

  • Características del audífono, como la amplificación, la cancelación de ruido y la conectividad inalámbrica.
  • Costo del audífono y posibles opciones de financiamiento.
  • Período de prueba para evaluar la efectividad del audífono.
  • Garantía y políticas de mantenimiento y reparación.

Uso y mantenimiento de los audífonos

Adaptación a los audífonos

Es importante tener en cuenta que puede llevar tiempo adaptarse a los audífonos. Al principio, es posible que los sonidos parezcan demasiado fuertes o extraños. Sin embargo, con el tiempo, el cerebro se acostumbrará a los nuevos sonidos y la audición mejorará. Es recomendable usar los audífonos de manera gradual y seguir las recomendaciones del especialista en audición.

Te interesa  Ventajas de los audífonos Bluetooth: descúbrelas aquí

Cuidado y mantenimiento

Para garantizar un rendimiento óptimo y prolongar la vida útil de los audífonos, es importante cuidarlos y mantenerlos adecuadamente. Algunos consejos para el cuidado y mantenimiento de los audífonos incluyen:

  • Limpiar los audífonos regularmente con un paño suave y seco.
  • Evitar el contacto con agua y productos químicos.
  • Guardar los audífonos en un estuche protector cuando no se estén utilizando.
  • Reemplazar las pilas regularmente y seguir las instrucciones del fabricante.

Modelos de audífonos implantados

Además de los audífonos convencionales, también existen modelos de audífonos implantados. Estos dispositivos se colocan quirúrgicamente y están diseñados para personas con pérdida de audición más severa. Algunos ejemplos de audífonos implantados incluyen el implante de oído medio y la prótesis auditiva anclada al hueso. Estos dispositivos ofrecen una amplificación más potente y pueden ser una opción adecuada para ciertos casos de pérdida de audición.

Es importante tener en cuenta que el costo de los audífonos no suele estar cubierto por las compañías de seguro médico. Sin embargo, algunas excepciones pueden aplicar, por lo que es recomendable consultar con el proveedor de seguros para obtener más información sobre la cobertura.

Deja un comentario