Pastillas o gotas para no beber alcohol: medicamentos para dejar de consumir

El consumo excesivo de alcohol puede tener graves consecuencias para la salud física y mental de una persona. Para aquellos que desean dejar de beber alcohol, existen diferentes opciones de tratamiento disponibles, incluyendo medicamentos recetados que pueden ayudar a reducir los antojos y controlar la adicción. En este artículo, exploraremos algunos de los medicamentos más comunes utilizados para tratar la adicción al alcohol.

Medicamentos recetados para dejar de beber alcohol

Acamprosato (Campral®)

El acamprosato, comercializado bajo el nombre de Campral®, es un medicamento recetado que se utiliza para ayudar a las personas a dejar de beber alcohol. Funciona restaurando el equilibrio químico en el cerebro de las personas que han dejado de beber, lo que puede reducir los antojos y disminuir la ansiedad asociada con la abstinencia.

El acamprosato se toma en forma de pastillas y generalmente se toma tres veces al día. Es importante seguir las indicaciones del médico y no interrumpir el tratamiento sin consultar primero con un profesional de la salud.

Disulfiram (Antabuse®)

Otro medicamento recetado comúnmente utilizado para tratar la adicción al alcohol es el disulfiram, conocido comercialmente como Antabuse®. Este medicamento funciona bloqueando la descomposición del alcohol en el cuerpo, lo que provoca una acumulación de una sustancia tóxica llamada acetaldehído. Esto produce una serie de síntomas desagradables, como náuseas, vómitos, enrojecimiento de la piel y taquicardia, cuando se consume alcohol mientras se está tomando disulfiram.

El disulfiram se toma en forma de pastillas y generalmente se toma una vez al día. Es importante tener en cuenta que el disulfiram no cura la adicción al alcohol, pero puede ser una herramienta útil para ayudar a las personas a mantenerse sobrias al crear una aversión al consumo de alcohol.

Te interesa  Por qué se produce mucha cera en los oídos: causas y soluciones

Naltrexona (Revia®, Vivitrol®)

La naltrexona es otro medicamento recetado que se utiliza para tratar la adicción al alcohol. Funciona bloqueando los receptores opioides en el cerebro, lo que reduce los antojos de alcohol y disminuye la sensación de placer asociada con su consumo.

La naltrexona está disponible en forma de pastillas (Revia®) y en forma de inyección de liberación prolongada (Vivitrol®). La forma de inyección se administra una vez al mes y puede ser una opción conveniente para aquellos que tienen dificultades para recordar tomar las pastillas todos los días.

Otros medicamentos utilizados para tratar la adicción al alcohol

Topiramato (Topamax®, Trokendi XR®, Qudexy XR®)

Aunque no está aprobado específicamente para el tratamiento de la adicción al alcohol, el topiramato es un medicamento que se ha utilizado con éxito para reducir el consumo de alcohol en algunas personas. Este medicamento se utiliza principalmente para tratar la epilepsia y las migrañas, pero se ha observado que también puede ayudar a reducir los antojos de alcohol y mejorar el control de la impulsividad.

El topiramato se toma en forma de pastillas y generalmente se toma una o dos veces al día. Es importante tener en cuenta que este medicamento puede tener efectos secundarios y debe ser utilizado bajo la supervisión de un médico.

Es importante destacar que estos medicamentos recetados para dejar de beber alcohol deben ser utilizados como parte de un programa integral de tratamiento que incluya terapia y apoyo psicológico. No son una solución mágica y no funcionarán por sí solos sin un compromiso real por parte de la persona que desea dejar de beber.

Te interesa  Cuándo preocuparse por tinnitus: Causas y tratamiento

Si estás considerando tomar pastillas o gotas para no beber alcohol, es fundamental que consultes con un médico o profesional de la salud especializado en adicciones. Ellos podrán evaluar tu situación individual y recomendarte el tratamiento más adecuado para ti.

Recuerda que dejar de beber alcohol puede ser un desafío, pero con el apoyo adecuado y los medicamentos recetados adecuados, es posible lograrlo. No dudes en buscar ayuda si sientes que estás luchando contra la adicción al alcohol. Hay recursos y profesionales disponibles para ayudarte en este proceso.

Deja un comentario