Qué es la exostosis en el oído: síntomas y tratamiento

La exostosis en el oído, también conocida como exóstosis oído, es una condición en la cual se forman crecimientos óseos anormales en el conducto auditivo externo. Estos crecimientos pueden obstruir el canal auditivo y causar diversos síntomas. En este artículo, exploraremos los síntomas de la exostosis en el oído y los diferentes tratamientos disponibles.

Síntomas de la exostosis en el oído

Obstrucción del conducto auditivo

Uno de los síntomas más comunes de la exostosis en el oído es la obstrucción del conducto auditivo. Los crecimientos óseos pueden estrechar el canal auditivo, lo que dificulta el paso del sonido hacia el oído interno. Esto puede provocar una sensación de plenitud en el oído y dificultar la audición.

Dolor de oído

En algunos casos, la exostosis en el oído puede causar dolor. Esto puede ocurrir cuando los crecimientos óseos presionan contra las paredes del conducto auditivo o cuando se produce una acumulación de cerumen debido a la obstrucción. El dolor puede variar en intensidad y puede ser constante o intermitente.

Pérdida de audición

Otro síntoma común de la exostosis en el oído es la pérdida de audición. Debido a la obstrucción del conducto auditivo, el sonido no puede llegar al oído interno de manera adecuada, lo que puede resultar en una disminución de la capacidad auditiva. La pérdida de audición puede ser leve o severa, dependiendo del grado de obstrucción.

Tratamiento para la exostosis en el oído

Enfoque conservador

En casos leves de exostosis en el oído, es posible que no se requiera ningún tratamiento específico. Sin embargo, se recomienda un enfoque conservador para prevenir la progresión de la condición. Esto puede incluir el uso de tapones para los oídos para proteger el conducto auditivo de la exposición al agua fría o al viento, que pueden aumentar el crecimiento de los huesos.

Te interesa  Oído tapado: diagnóstico y tratamiento de la oclusión por cerumen

Cirugía de exostosis

En casos más graves de exostosis en el oído, puede ser necesario realizar una cirugía para eliminar los crecimientos óseos. La cirugía de exostosis generalmente se realiza bajo anestesia general o local y puede implicar la remoción de los crecimientos óseos y la reconstrucción del conducto auditivo. Este procedimiento puede ayudar a restaurar la audición y aliviar los síntomas asociados con la exostosis en el oído.

Prevención de la recurrencia

Después de la cirugía de exostosis, es importante tomar medidas para prevenir la recurrencia de los crecimientos óseos. Esto puede incluir el uso de tapones para los oídos durante la natación o la exposición al agua fría, así como evitar la exposición prolongada al viento frío. Además, es importante mantener una buena higiene del oído y evitar la acumulación de cerumen, ya que esto puede contribuir al desarrollo de la exostosis.

La exostosis en el oído es una condición en la cual se forman crecimientos óseos anormales en el conducto auditivo externo. Los síntomas de la exostosis en el oído pueden incluir obstrucción del conducto auditivo, dolor de oído y pérdida de audición. El tratamiento para la exostosis en el oído puede variar desde un enfoque conservador hasta la cirugía, dependiendo de la gravedad de la condición. Es importante seguir las recomendaciones del médico y tomar medidas para prevenir la recurrencia de los crecimientos óseos.

Deja un comentario