Qué es la neuronitis vestibular y cómo se diagnostica: Síntomas y diagnóstico

La neuronitis vestibular es una afección que afecta el sistema vestibular, el cual es responsable de mantener el equilibrio y la orientación espacial. Esta condición se caracteriza por la inflamación del nervio vestibular, que conecta el oído interno con el cerebro. La inflamación puede ser causada por una infección viral, aunque en muchos casos la causa exacta no se conoce.

Síntomas de la neuronitis vestibular

Los síntomas de la neuronitis vestibular pueden variar de una persona a otra, pero generalmente incluyen:

Desorientación y mareos

Uno de los síntomas más comunes de la neuronitis vestibular es la sensación de desorientación y mareos. Las personas afectadas pueden sentir que el entorno está girando o moviéndose, lo que puede provocar una sensación de inestabilidad y dificultad para caminar o mantener el equilibrio.

Náuseas y vómitos

La neuronitis vestibular también puede causar náuseas y vómitos, especialmente cuando los síntomas de mareo son más intensos. Esto se debe a que el sistema vestibular y el sistema gastrointestinal están estrechamente relacionados, y la estimulación excesiva del primero puede afectar al segundo.

Pérdida de equilibrio

Otro síntoma común de la neuronitis vestibular es la pérdida de equilibrio. Las personas afectadas pueden tener dificultades para mantenerse en pie o realizar actividades que requieran coordinación, como subir escaleras o conducir.

Diagnóstico de la neuronitis vestibular

El diagnóstico de la neuronitis vestibular se basa en una combinación de historial clínico, examen físico y pruebas de función vestibular. El médico realizará una serie de preguntas sobre los síntomas y antecedentes médicos del paciente, y luego realizará un examen físico para evaluar el equilibrio y la coordinación.

Historial clínico y examen físico

Durante el historial clínico, el médico puede preguntar sobre los síntomas experimentados, la duración de los mismos y cualquier factor desencadenante. También se pueden realizar pruebas para evaluar el equilibrio y la coordinación, como caminar en línea recta o mantenerse en un solo pie.

Te interesa  Me cayó tinte en el ojo: ¿cómo tratarlo de forma segura?

Pruebas de función vestibular

Las pruebas de función vestibular son pruebas especializadas que evalúan el funcionamiento del sistema vestibular. Estas pruebas pueden incluir la videonistagmografía (VNG), que registra los movimientos oculares en respuesta a estímulos visuales y vestibulares, y la prueba de impulso cefálico, que evalúa la respuesta del sistema vestibular a movimientos rápidos de la cabeza.

Descartar otras causas de vértigo

Es importante descartar otras posibles causas de vértigo antes de hacer un diagnóstico definitivo de neuronitis vestibular. Esto puede incluir pruebas adicionales, como resonancia magnética o tomografía computarizada, para descartar otras afecciones que puedan estar causando los síntomas.

La neuronitis vestibular es una afección que afecta el sistema vestibular y puede causar síntomas como desorientación, mareos, náuseas y pérdida de equilibrio. El diagnóstico se basa en el historial clínico, el examen físico y las pruebas de función vestibular. Es importante descartar otras posibles causas de vértigo antes de hacer un diagnóstico definitivo. Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante consultar a un médico para obtener un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento adecuado.

Deja un comentario