Qué medicamentos pueden causar la hipoacusia: lista completa

Medicamentos ototóxicos y pérdida auditiva

La hipoacusia, también conocida como pérdida de audición, puede ser causada por diversos factores, entre ellos, el uso de ciertos medicamentos. Existen algunos fármacos que pueden tener efectos negativos en el sistema auditivo y provocar daño en los oídos, lo que puede resultar en una disminución de la capacidad auditiva o incluso en la sordera. Estos medicamentos se conocen como ototóxicos.

Antibióticos aminoglucósidos

Los antibióticos aminoglucósidos son un grupo de medicamentos utilizados para tratar infecciones bacterianas graves. Sin embargo, su uso prolongado o en dosis altas puede causar daño en las células sensoriales del oído interno, lo que puede resultar en una pérdida de audición irreversible. Algunos ejemplos de antibióticos aminoglucósidos son la gentamicina, la estreptomicina y la amikacina.

Diuréticos de asa

Los diuréticos de asa son medicamentos utilizados para tratar la retención de líquidos y la hipertensión arterial. Sin embargo, algunos de estos fármacos, como la furosemida y la bumetanida, pueden tener efectos ototóxicos y causar daño en las células del oído interno, lo que puede resultar en una pérdida de audición.

Salicilatos

Los salicilatos son un grupo de medicamentos que incluyen la aspirina y otros analgésicos como el ácido acetilsalicílico. El uso prolongado o en dosis altas de salicilatos puede causar daño en las células del oído interno y provocar una pérdida de audición. Además, el consumo excesivo de aspirina puede aumentar el riesgo de desarrollar tinnitus, que es la percepción de zumbidos en los oídos.

Medicamentos que pueden provocar zumbido en los oídos

Además de la pérdida de audición, algunos medicamentos también pueden causar zumbido en los oídos, conocido como tinnitus. El tinnitus es una sensación auditiva de zumbido, pitido o silbido en los oídos, que puede ser constante o intermitente.

Te interesa  Síntomas de la enfermedad de Menière: mareos y oídos tapados

Antibióticos macrólidos

Los antibióticos macrólidos, como la eritromicina y la azitromicina, pueden causar tinnitus como efecto secundario. Este zumbido en los oídos suele ser temporal y desaparece una vez que se suspende el uso del medicamento.

Antidepresivos tricíclicos

Algunos antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina y la nortriptilina, pueden causar tinnitus como efecto secundario. Este zumbido en los oídos suele ser temporal y desaparece una vez que se suspende el uso del medicamento.

Antiinflamatorios no esteroides (AINEs)

Los antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno y el naproxeno, pueden causar tinnitus como efecto secundario. Este zumbido en los oídos suele ser temporal y desaparece una vez que se suspende el uso del medicamento.

Factores que pueden provocar hipoacusia

Además de los medicamentos, existen otros factores que pueden provocar hipoacusia o contribuir a su desarrollo.

Exposición a ruido fuerte

La exposición a ruido fuerte, ya sea de forma continua o en episodios breves pero intensos, puede dañar las células sensoriales del oído interno y provocar una pérdida de audición. El ruido excesivo puede provenir de fuentes como la música a volumen alto, los conciertos, los lugares de trabajo ruidosos o el uso de dispositivos de audio a un volumen excesivo.

Enfermedades infecciosas

Algunas enfermedades infecciosas, como la meningitis y la rubéola, pueden causar daño en el sistema auditivo y provocar una pérdida de audición. Es importante recibir tratamiento adecuado para estas enfermedades y tomar medidas preventivas, como la vacunación, para reducir el riesgo de complicaciones auditivas.

Envejecimiento

El envejecimiento es un factor natural que puede contribuir al desarrollo de la hipoacusia. A medida que envejecemos, las células sensoriales del oído pueden deteriorarse y provocar una disminución gradual de la audición. Este tipo de pérdida de audición se conoce como presbiacusia y es común en personas mayores de 65 años.

Te interesa  ¿Cómo proteger tus oídos al practicar deportes acuáticos?

Existen varios medicamentos que pueden causar hipoacusia o zumbido en los oídos como efecto secundario. Los antibióticos aminoglucósidos, los diuréticos de asa y los salicilatos son algunos de los fármacos ototóxicos que pueden provocar pérdida de audición. Por otro lado, los antibióticos macrólidos, los antidepresivos tricíclicos y los antiinflamatorios no esteroides pueden causar zumbido en los oídos. Además, factores como la exposición a ruido fuerte, las enfermedades infecciosas y el envejecimiento también pueden contribuir al desarrollo de la hipoacusia. Siempre es importante consultar con un médico antes de iniciar cualquier tratamiento farmacológico y estar atentos a los posibles efectos secundarios en el sistema auditivo.

Deja un comentario