Remedio casero para el mal de ojo en niños: 7 opciones efectivas

Remedios caseros tradicionales

El mal de ojo es una creencia popular que se ha transmitido de generación en generación. Se cree que el mal de ojo puede afectar a los niños, causando malestar físico y emocional. Afortunadamente, existen varios remedios caseros tradicionales que pueden ayudar a aliviar los síntomas del mal de ojo en los niños.

Limpieza con agua y sal

Uno de los remedios caseros más comunes para el mal de ojo en niños es la limpieza con agua y sal. Para realizar este remedio, necesitarás un recipiente con agua y sal. Primero, disuelve una cucharada de sal en el agua. Luego, sumerge un paño limpio en la solución y frota suavemente el cuerpo del niño, comenzando desde la cabeza hasta los pies. A medida que realizas la limpieza, visualiza cómo el mal de ojo se disipa y el niño se llena de energía positiva.

Quemar hierbas

Otro remedio casero tradicional para el mal de ojo en niños es quemar hierbas. Algunas hierbas que se utilizan comúnmente para este propósito son el romero, la ruda y el laurel. Para realizar este remedio, enciende un poco de hierbas secas y deja que el humo se extienda por toda la habitación. Pide al niño que respire profundamente el humo, visualizando cómo el mal de ojo se disipa y se aleja.

Baño de hierbas

Un baño de hierbas también puede ser efectivo para aliviar el mal de ojo en los niños. Para preparar este remedio, necesitarás hierbas como la manzanilla, la lavanda y el eucalipto. Hierve un puñado de estas hierbas en agua y luego cuela el líquido. Añade el líquido al agua del baño del niño y déjalo sumergirse durante unos minutos. Durante el baño, pide al niño que se relaje y visualice cómo el mal de ojo se disuelve y se aleja.

Te interesa  Eye drops para que sirve: tipos y selección

Protección adicional

Además de los remedios caseros tradicionales, existen otras opciones que pueden brindar protección adicional contra el mal de ojo en los niños.

Amuletos y talismanes

Los amuletos y talismanes son objetos que se cree que tienen poderes protectores. Puedes encontrar una amplia variedad de amuletos y talismanes en tiendas esotéricas o incluso hacerlos tú mismo. Algunos ejemplos comunes son el ojo turco, la herradura y el trébol de cuatro hojas. Pide al niño que lleve consigo un amuleto o talismán para protegerse del mal de ojo.

Oración o meditación

La oración o la meditación también pueden ser útiles para proteger a los niños del mal de ojo. Pide al niño que recite una oración o que medite durante unos minutos todos los días. Esto ayudará a fortalecer su energía y a mantener alejadas las influencias negativas.

Enfoque holístico

Además de los remedios caseros tradicionales y la protección adicional, un enfoque holístico puede ser beneficioso para tratar el mal de ojo en los niños.

Baño de sal marina

Un baño de sal marina puede ayudar a limpiar y purificar la energía del niño. Llena una bañera con agua tibia y añade sal marina. Pide al niño que se sumerja en el agua durante unos minutos, visualizando cómo el mal de ojo se disuelve y se aleja. Este baño también puede ayudar a relajar al niño y a aliviar cualquier malestar físico o emocional.

Alejar a las personas negativas

Es importante recordar que el mal de ojo puede ser causado por la energía negativa de las personas que rodean al niño. Si sospechas que alguien está enviando energía negativa al niño, es importante alejar a esa persona de su vida. Fomenta un entorno positivo y rodea al niño de personas que le brinden amor y apoyo.

Te interesa  Miopía en niños se corrige: tratamiento efectivo

El mal de ojo en niños puede ser tratado de manera efectiva con remedios caseros tradicionales, protección adicional y un enfoque holístico. Prueba estas opciones y encuentra la que mejor funcione para tu hijo. Recuerda que es importante mantener una actitud positiva y brindarle al niño amor y apoyo durante todo el proceso de curación.

Deja un comentario